Problema

Hay una escasez de hisopos nasofaríngeos (PN) necesarios para recolectar muestras para la prueba COVID-19. Estos hisopos generalmente se usan para detectar influenza y otras infecciones respiratorias. La escasez actual e inminente de la cadena de suministro es tan grave que los médicos comienzan a crear y probar sus propios hisopos.

Los hisopos NP son flexibles con una punta de cerdas que se insertan en la nariz en la parte posterior de la cavidad nasal y se barren para recoger el material que se adhiere a las cerdas. Los hisopos se colocan en un matraz que contiene un medio de cultivo. Los hisopos tienen un punto intencionalmente débil, de 7 a 8 cm de la punta de las cerdas, lo que permite que el hisopo se rompa a la longitud correcta para que el vial se pueda cerrar antes de transportarlo a un laboratorio de pruebas.

 

Solución:

Actualmente, Formlabs está imprimiendo los diseños de hisopos cocreados por médicos de USF Health y Northwell Health, y está evaluando los diseños de otros hospitales líderes. Todo el hisopo está impreso como una sola pieza.

Estado de validación:

Formlabs imprimió cientos de muestras de hisopos con el material biocompatible y autoclavable llamado Resina de guía quirúrgica. Estas muestras se sometieron a una variedad de pruebas en USF Health, que recibió la aprobación de emergencia del IRB (Junta de Revisión Institucional), además de la autorización de organismos reguladores, enfermedades infecciosas y virología, entre otras.

En Siromax somos distribuidores oficiales de esta tecnología por lo que ante cualquier duda a consulta, pueden contactarse a través de nuestras plataformas oficiales:  www.siromax.cl o comunicaciones@siromax.cl

Revisa el artículo en el sitio oficial de Formlabs: El panorama regulatorio para la impresión 3D en el cuidado de la salud y cómo la tecnología se puede usar de manera responsable para tener el mayor impacto en la atención al paciente.