Desde hace años me dedico a la difusión de la utilización de la Tecnología en la práctica odontológica, especialmente la tecnología CAD CAM y otros elementos auxiliares como los espectrofotómetros para el diagnóstico del color. Esto me ha permitido recorrer todo el continente americano e incluso algunos países de Europa, dictando cursos y conferencias sobre las ventajas de esta tecnología, que hoy son un presente en nuestra profesión.

No está demás aclarar, que este artículo está relacionado con la utilización de esta tecnología, en la práctica odontológica, una vez que la situación se normalize, ya que, en estos momentos, por recomendación de la OMS, la práctica odontológica solo puede dirigirse a la atención de urgencias.

En estos tiempos donde todo el mundo está siendo azotado por la pandemia de COVID19, la profesión odontológica y sus ramas auxiliares no esta ajena, todo lo contrario, es una de las profesiones relacionadas con la salud que más está afectada, por lo que hoy los odontólogos y sus instituciones, están armando distintos protocolos de atención para que esta sea biosegura, tanto para el paciente como para los operadores, teniendo que tener hoy medidas extras de protección, a través de nuevos elementos de protección personal (EPP), nuevos métodos y prácticas de descontaminación y desinfección no solo del ambiente, e instrumental sino también de todo el equipamiento médico a utilizar, lo que no solo genera nuevos costos directos sino también, aumenta los tiempos de trabajo para realizar las prestaciones, lo que se traduce en mayor costo aún.

Por este motivo, hoy escucho y participo en distintos grupos donde comparten no solo sus angustias, sino también estas nuevas medidas, teniendo en cuenta el uso de otros tipos de barbijos, máscaras, equipos de succión, batas o mamelucos, nuevos protocolos de atención, por nombrar algunas, ya que este nuevo virus de alta contagiosidad, requiere no solo de esas medidas de protección sino también de la menor circulación de pacientes, con menor cantidad de citas clínicas y menores tiempos de trabajo real, para de esa manera compensar, la pérdida de tiempo de trabajo clínico útil con el paciente, dedicado a la desinfección del ambiente y equipos.

Por todo esto, hoy la odontología digital CAD CAM, a través de escáneres intraorales, le brinda hoy al profesional odontólogo, como también al técnico dental nuevas ventajas a las ya conocidas que enumeraré en primer lugar, para luego desarrollar:

– Menor tiempo de trabajo clínico real

– Menor número de citas clínicas

– Menos riesgo de contagio que las impresiones tradicionales

– Menor riesgo para el técnico dental

Pero antes de comenzar a desarrollar cada una de esas ventajas, es fundamental tener en cuenta que no todos los escáneres intraorales y sus equipos de procesamiento de imágenes y datos son iguales. ¿A que me refiero con esto? No estoy hablando de precisión y autenticidad, es decir de exactitud de las imágenes captadas, me estoy refiriendo a las características físicas de los escáneres y su equipo de procesamiento, en definitiva, a si este es un “dispositivo médico o no”.

Según la Organización Mundial de la Salud, el término “dispositivo medico” hace referencia a cualquier instrumento, aparato, implemento, máquina, implante, reactivo para uso in vitro, software, material u otro artículo similar o relacionado, que debe cumplir con infinidad de requisitos para ser considerado, registrado y reconocido por los organismos de control como tal y en lo que a este artículo trata, la “PRÁCTICA BIOSEGURA EN TIEMPOS DE COVID-19”, cumplir con normas y permitir la correspondiente desinfección de superficie a fin de evitar los riesgos de contagio y de infección cruzada paciente-operador/miembro del equipo de trabajo y paciente-paciente.

Por tal motivo es un factor muy importante para considerar por todo aquel odontólogo usuario de escáneres intraorales como también fundamental para quien está pensando en incorporar esta tecnología al consultorio, tener en cuenta que este sistema sea un “Dispositivo Médico”, es decir permita entre tantas cosas su correcta desinfección. Esto quiere decir que, si hablamos hoy que en la práctica odontológica la aerosolización producida por el spray de nuestras turbinas, disemina el virus COVID-19 a más de 2 mtrs alrededor del paciente, no podemos o no deberíamos usar equipos que no se pueden desinfectar eficientemente, como son los sistemas conectados a computadoras convencionales, laptop, con teclados clásicos no desinfectables y en cambio elegir equipos con pantalla táctiles o teclados sellados, de manera que se puedan desinfectar con facilidad sin ser dañados.

Pero no todo el problema está en el teclado, sino también en la forma del equipo, sin áreas que imposibiliten la limpieza eficiente y además con la posibilidad de retirar su cabezal ya sea para esterilizarlo o desinfectarlo por inmersión en sustancias específicas como la solución alcohólica al 70% durante 10 minutos o solución de hipoclorito de sodio al 1%. Estas soluciones también sirven para la desinfección del resto de las superficies, pantalla, teclados, módulos, cables, etc. Para esto es importante tener en cuenta esta posibilidad, sabiendo que hay cámaras intraorales que ofrecen cabezales intercambiales descartables y otras autoclavables.

Dicho todo esto, condición muy importante en estos tiempos, donde la desinfección es fundamental para evitar el contagio del COVID-19, vamos a desarrollar las ventajas de la odontología digital en estos tiempos de COVID-19 y post pandemia:

Menor tiempo de trabajo clínico real

Los nuevos protocolos de trabajo para prevenir el contagio de COVID-19 recomiendan reducir el tiempo de trabajo clínico real en contacto con el paciente y expuestos a posibles contagios. Sabemos que el tiempo para la toma de una impresión tradicional es muchísimo mayor que al utilizado para una impresión digital intraoral.

Menor número de citas clínicas

Esta es una de las grandes características ya conocidas de la odontología digital, donde es sabido que un tratamiento Protésico, una Corona por ejemplo, que es realizado por Odontología Tradicional, lleva de 4 a más citas y hoy con Odontología Digital se puede reducir a 2 citas e incluso a 1, si el odontólogo cuenta con un sistema CHAIRSIDE como es el sistema CEREC por ejemplo.

Este punto como el anterior, además generan un ahorro de tiempo y por ende de dinero, muy importante hoy, donde los tiempos de trabajo se alargan de por sí ante la necesidad de extremar los cuidados como también la necesidad de desinfectar el consultorio y equipamiento entre paciente y paciente, aumentando significativamente los costos operativos como expresé con anterioridad.

Menos riesgo de contagio que las impresiones tradicionales

Como explicaba más arriba, una excelente impresión tradicional requiere de mucho más tiempo de trabajo que una impresión digital aumentando el riesgo de contagio, y en algunos casos, el uso de algunos instrumentos cuya desinfección es mas difícil, como pistolas para inyección de siliconas. Esto sin considerar la necesidad, muchas veces, de repetición de la impresión tradicional, ya sea por error en el registro o porque una vez enviada al Técnico Dental, este nos requiere una nueva impresión debido a la falta de espacio suficiente para la restauración, problema que no tenemos en las impresiones digitales cuando usamos software de evaluación de la preparación donde ya en el mismo momento del registro de impresión intraoral, podemos evaluar nuestra preparación a un gran aumento, (30X en algunos casos) e identificar errores en ella como la falta de espacio suficiente para la restauración, inconveniente que se soluciona rápidamente y sin la necesidad de una nueva cita, en el momento, repasando nuestra preparación, borrando en la impresión intraoral “solo el área rectificada” y reescaneando. Todo esto se traduce en menos tiempo, menos citas, menos contacto con el paciente, menos posibilidad de contagio y menos costo operativo.

Menor riesgo para el técnico dental

Es sabido que las impresiones antes de ser enviadas al Técnico Dental deben ser descontaminadas sumergiéndolas en esta situación del COVID-19 en una solución de 1  parte hipoclorito de sodio por 9 partes de agua durante 10 minutos, esta es una práctica que debía ser habitual antes del COVID-19 pero que lamentablemente no se realiza normalmente, exponiendo a riesgo al personal del equipo de salud que envía la impresión o los modelos al Técnico Dental, el servicio de cadetería y el mismo Técnico Dental, a un posible contagio por no tomar las precauciones necesarias. Todo esto obliga en primer lugar a la necesidad de la desinfección de la impresión por el odontólogo o su equipo pero además y dado que, lamentablemente, no es habitual esta práctica, los Técnicos vuelvan a descontaminar las impresiones con el consiguiente problema del aumento de posibilidad de deformación de algunos materiales de impresión. Esto que acabo de desarrollar, se soluciona con el simple envío de una impresión digital a través de la red de internet, donde evitamos la exposición de múltiples actores al virus. Tengamos en cuenta que esta es una de las pocas maneras de que el virus de un paciente llegue al laboratorio dental, siendo una práctica biosegura para el Técnico Dental también.

Por todo lo expresado, y seguramente, muchas más cosas que se me habrán escapado, es que hoy, debemos considerar a la Odontología Digital, y los escáneresintraorales que cumplan con los requisitos de un dispositivo médico, como otro elemento esencial para los nuevos protocolos de atención que se avecinan, ofreciéndonos no solo una práctica mas biosegura sino también un ahorro fundamental de tiempo, tan escaso y costoso hoy en día.

Acerca del autor:
– Julio Gomez Paris – Argentino
– Técnico en Prótesis Dental – Instituto de Mecánica Dental IMD – Santa Fe
– Odontólogo – Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Rosario
– Postítulo de docencia y
– Postítulos en Endodoncia, Implantes, Prótesis y Rehabilitación, Disfunciones craneomandibulares y
manejo de injertos óseos.
– Práctica clínica dedicada a la Rehabilitación oral, Implantes y Prótesis.
– Director IMD (Instituto de Mecánica Dental) & IMD Digital Education
– Trainer certificado DENTSPLY SIRONA – Tecnología CAD CAM CEREC e InLab
– CEREC Mentor
– Speaker certificado VITA ZAHNFABRIK – especialista en Materiales para CAD CAM.
– DENSTPLY SIRONA EXPERT EDUCATOR (Entrenador de entrenadores), responsable de la
capacitación y actualización para toda Latinoamerica (excepto Brasil) del manejo de sistemas CAD
CAM.
– Miembro del GLEN (Global Lab Expert Network) de Dentsply Sirona
– KOL 3M – Materiales para restauraciones indirectas