Novaerus cierra el bucle de control de las infecciones con sus dispositivos de desinfección y purificación del aire.

El mundo vive uno de los momentos más complejos de las últimas décadas, la pandemia declarada por la OMS como consecuencia de la propagación de la enfermedad conocida como COVID-19 afecta a todos los continentes y cada día que pasa aumenta el número de infectados. China fue el primero, a continuación Italia y así ha viajado a otros países como España. Las autoridades han tenido que tomar medidas contundentes para intentar frenar la propagación de este virus y evitar que el número de infectados siga creciendo sin ningún control, lo que podría provocar un colapso del sistema sanitario de los diferentes países. Es por este motivo que se ha declarado el Estado de Alarma en todo el territorio español y se ha ordenado a la población el confinamiento en sus domicilios. Todas estas medidas son para contener la propagación de la enfermedad, pero no para eliminar el virus. Para ello son necesarias otros tipos de acciones, desde la investigación del patógeno con el fin de desarrollar fármacos que sean eficaces y eficientes en el tratamiento y en la prevención, hasta sistemas de desinfección de grandes espacios y ambientales.

El pasado 17 de Marzo de 2020 ‘Redacción Médica’ publicó en su página de internet lo siguiente: «el coronavirus que causa la enfermedad Covid-19 permanece estable durante varias horas o días en aerosoles y en superficies», según el estudio desarrollado por los Institutos Nacionales de Salud, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la Universidad de California (UCLA) y la Universidad de Princeton, publicado en The New EnglandJournal of Medicine. «Los científicos han descubierto que el coronavirus SARS-CoV-2 es detectable hasta tres horas en aerosoles, hasta cuatro horas en cobre, hasta veinticuatro horas en cartón y hasta dos o tres días en plástico y acero inoxidable».

Los científicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades de Montana (NIH) compararon cómo las condiciones ambientales afectan al SARS-CoV-2 y al SARS-CoV1 (el antecesor), que causan el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS). Concluyeron que el SARS-CoV-1 es el coronavirus humano más relacionado con el SARSCoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, y en el estudio de estabilidad se apreció que los dos virus se comportaron de manera similar. Parece que la estabilidad del SARS-CoV-2 en aerosoles y en superficies probablemente contribuya a la transmisión del virus.

Novaerus desinfecta el aire

Novaerus es una empresa irlandesa especializada en el diseño y la fabricación de equipos para la desinfección del aire, sin uso de productos químicos, que utiliza una nueva tecnología patentada a base de Plasma generado a partir de una Corriente Dieléctrica de Baja Intensidad (DBD). Desde 2009 Novaerus ha estado investigando y desarrollando una tecnología de plasma que es única en su capacidad para destruir de forma segura los patógenos transportados por el aire, que son los precursores de las infecciones en espacios interiores. Esta tecnología ha sido probada y examinadapor laboratorios independientes, como Airmid, Aerosol, Microbac y Ames, especializados en la evaluación de desactivación de patógenos por contacto.

«Sabemos, de manera concluyente, que la infección se puede transmitir mediante corrientes de aire en distancias largas, por contacto directo e indirecto o una combinación de las tres rutas», explicó el Dr. Felipe Soberon, Director Tecnológico de Novaerus. Muchos métodos de limpieza del aire de los que se dispone actualmente utilizan, únicamente, filtros para capturar los patógenos. Sin embargo, si no desactivamos primero estos patógenos, el filtro puede convertirse en un refugio para que los patógenos viables procedan a colonizarlo. La tecnología de plasma desarrollada por Novaerus soluciona este problema destruyendo los patógenos transportados por el aire antes de que queden atrapados en el filtro.

Un estudio realizado en el año 2016 por Aerosol Research and EngineeringLaboratories (Kansas), evaluó la eficacia del equipo NV800/NV900 en la neutralización de bioaerosles. El equipo se testeó utilizando cuatro productos biológicos aerosolizados: Staphylococcusepidermidis, MS2 bacteriófago, hongo Aspergillus niger y endosporas de Bacillussubtilis. En los resultados de los ensayos se observó que el equipo NV800/NV900 fue muy eficaz en la reducción de la viabilidad de los bioaerosoles: «reducción del 99.99 % de MS2 (sucedáneo del virus de la gripe y de los norovirus)». El virus MS2 bacteriófago es utilizado para realizar estudios de otros virus, entre ellos el SRAS Cov2, dado que ambos virus poseen una estructura y comportamientos similares, siendo este último el responsable de la enfermedad actual COVID-19.

FUENTE: https://www.ideal.es/granada/medio-envuelve-preocupa-20200403200516-nt.html

Puedes conocer toda la línea de Novaerus disponible en Chile aquí